CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA: LA SALIDA DE COLOMBIA DE LA UNASUR

agosto 24, 2018
Por: Paola Andrea Acosta Alvarado

 Presidenta de la Academia Colombiana de Derecho Internacional. Coordinadora General de los Grupos de Interés de la Sociedad Latinoamericana de Derecho Internacional. Editora de la Revista Derecho del Estado. Docente Investigadora del Departamento de Derecho Constitucional de la Universidad Externado de Colombia. 

Contacto: paola.acosta@uexternado.edu.co 

El pasado diez de agosto, el recién posesionado gobierno de Iván Duque comunicó a través de su canciller Carlos Holmes Trujillo la decisión de Colombia de retirarse de la Unión de Naciones Suramericana -Unasur-. De acuerdo al comunicado oficial, se trata de una decisión política irreversible con la que el nuevo Gobierno nacional busca dar respuesta a las acciones del gobierno venezolano, aprovechando la oportunidad para potencializar y fortalecer al máximo la Organización de Estados Americanos -OEA-.

Aun cuando durante la campaña de el ahora Presidente Duque, se había anticipado el eventual retiro de Colombia de la organización por considerarla una especie de cómplice silencioso de la dictadura de Venezuelaen realidad el gobierno antecesor ya había tomado cartas en el asunto. Esto debido a que Colombia, junto con otros cinco países desde el mes de abril anunciaron la suspensión de su participaciónen el organismo como consecuencia del bloqueo que se presentaba en la elección del sucesor del colombiano Ernesto Samper Pizano, en la secretaría general de la Unasur, quien terminó su periodo en enero del 2017.

Pese a que los motivos de ambos gobiernos fueron diferentes, en últimas dan fe de una misma realidad. Tras los primeros diez años desde su constitución, la Unasur no ha logrado cumplir sus objetivos fundacionalesy ello ha puesto en juego no solo la operatividad sino la existencia misma de la organización.

Al respecto es importante recordar que el objetivo primordial de la Unasur era el de lograr una integración plena a través de la participación y el consenso de los Estados miembros, priorizando entre otros, el diálogo político, el fortalecimiento de la democracia y la reducción de las asimetrías en el robustecimiento de la soberanía e independencia estatal. Ahora bien, al revisar la situación actual de la organización es fácil evidenciar que ni la integración plena, ni la participación y el consenso de los Estados miembros, ni el diálogo político ni la democracia han sido consolidados.

El hecho que durante más de un año y medio los integrantes de la Unasur no hayan logrado concertar quién sería el sucesor de Samper Pizano es una prueba fehaciente de la falta de consenso entre los Estados miembros. A su vez esto supone que la organización, poco a poco vaya perdiendo la posibilidad de funcionar, toda vez que el Secretario General es el competente para ejecutar los mandatos proferidos por los diferentes órganos de la Unasur, preparar el presupuesto anual, los proyectos de reglamentos y la celebración de acuerdos con otras organizaciones; sin que el tratado constitutivo o los reglamentos de la organización prevean un sustituto.

Lo anterior, sumado a una serie de rencillas políticas externas entre los diferentes Estados miembros de la Unasur contribuyen a la falta de concertación y el entorpecimiento de los diálogos políticos en el marco de la organización. Discordias que han llevado a la segmentación de la Unasur en dos bloques, caracterizados por el acuerdo o el desacuerdo con la forma de gobierno de Venezuela; Colombia reduciéndose en últimas a uno de los opositores más evidentes.

Esto quiere decir que en realidad, si la Unasur se mantiene acéfala sin un Secretario General y los Estados miembros mantienen sus enfrentamientos que desestimulan la concertación y la integración entre ellos, al final la organización no solo no podrá funcionar, sino que tampoco tendrá sentido al no tener la posibilidad de cumplir sus objetivos. En tal sentido cabe preguntarse si la posición tomada por Colombia es acertada o no, y si será un anuncio del principio del fin de la Unasur.

Con relación a lo primero debemos recordar que la decisión de Colombia sobre abandonar la Unasur vino acompañada de la propuesta a los demás Estados miembros que se encuentran suspendidos de manera voluntaria a dimitir de la organización para concentrar sus esfuerzos en la consolidación y fortalecimiento de la OEA como el máximo órgano regional. Pese a ello, no podemos perder de vista que esta última también se enfrenta a problemas similares a los de la Unasur que han impedido que se tomen acciones determinantes y efectivas contra las violaciones al derecho internacional público y a las obligaciones interamericanas cometidas por Venezuela.

 

Frente a lo segundo, debemos señalar que si no empieza a surtirse un cambio al interior de la Unasur con la actitud de los Estados miembros, Colombia sólo habrá desencadenado el declive de la organización, el cual ya estaba anunciado desde hace tiempo.

Por admin

Articulos recientes

This U.S.– China Trade War Needs to Stop!

This U.S.– China Trade War Needs to Stop!

Por: Luis Carlos Ramirez Abogado de la Pontificia Universidad Javeriana, Magíster en Derecho, Universidad Sergio Arboleda y Magíster en Derecho Internacional, The Fletcher School of Law and Diplomacy, Tufts University. Profesor de Régimen de Comercio Exterior de...

leer más
El Arbitraje Internacional de Inversión. Colombia es sede

El Arbitraje Internacional de Inversión. Colombia es sede

Fuente foto: UExternado Por: Diana Carolina Bernal, miembro de la Academia Colombiana de Derecho Internacional.  El arbitraje internacional de inversión ofrece un régimen especial para la solución de las controversias entre un inversionista extranjero y un Estado,...

leer más
TRANSPARENCY ON ICSID RULES PROPOSED AMENDMENTS

TRANSPARENCY ON ICSID RULES PROPOSED AMENDMENTS

Por: Diana Carolina Bernal, miembro de la Academia Colombiana de Derecho Internacional.  Abogada de la Universidad Externado de Colombia, Visitor Fellow Lauterpacht Centre for International Law de la Universidad de Cambridge, docente del Departamento de Derecho Minero...

leer más

0 comentarios

9 + 7 =